Región experimenta significativa baja de ingresos vehiculares en aduana de Pichidangui

  • Cerca de 7 mil controles se realizaron durante el fin de semana largo, lo que representa una cantidad significativamente menor en comparación a mismos períodos de años anteriores, en los que se registraban ingreso del orden de los 20 mil y 30 mil vehículos.

Durante toda la semana pasada, la Región de Coquimbo intensificó el trabajo en terreno y las fiscalizaciones para vigilar la movilidad y el cumplimiento de las medidas sanitarias, preparándose para el feriado largo.

“Vimos una disminución en el movimiento de vehículos”, destacó el Intendente Pablo Herman al encabezar el balance efectuado por el Comité de Crisis, detallando que “en todo el fin de semana entraron cerca de 7 mil vehículos por el peaje de Pichidangui, entre autos, camiones y camionetas, a diferencia de una semana santa normal, en que ingresan en promedio 20 mil y 30 mil vehículos”.

Más funcionarios en la Aduana Sanitaria de Pichidangui, un control especial en el sector Juan Soldado, al Norte de La Serena, y otro en la localidad de Pelícana, al interior del Valle de Elqui, fueron algunas de las acciones que se ejecutaron.

“También tuvimos un amplio despliegue en terreno durante toda la semana pasada, que arrojó 130 mil personas fiscalizadas en toda la región y 550 sumarios sanitarios entre La Serena y Coquimbo, de los cuales 365 fueron curados durante los últimos tres días”, acotó el Intendente Herman.

Sin embargo, la autoridad comentó que “durante la semana completa tuvimos 437 detenidos sólo en la conurbación, lo que demuestra que si bien tenemos una sensación de menos movilidad, todavía existen personas que no respetan las medidas de autocuidado y hacen mal uso de los permisos de desplazamiento, arriesgando la salud de todas las personas”.

En esta línea, el Jefe de la Defensa Regional, el Coronel Luis Sagás, agregó que “estamos viendo que muchos están incurriendo todavía en falsificar el permiso de desplazamiento, por lo que nuestros fiscalizadores realizarán un control más minucioso, puede que demore la fiscalización, pero esto es para minimizar los riesgos de contagios que estamos viviendo”.

Asimismo, el General Rodrigo Espinoza, Jefe de la IV Zona de Carabineros, acotó que “los permisos están destinados para actividades esenciales, para que la gente pueda cumplir con ciertos compromisos. Pero debemos ser responsables. Hay un instructivo que está disponible con todas las indicaciones y se debe tener conocimiento de ello, leerlo, para no jugar con la suerte ni esperar que no lo van a controlar, o esperar a que aparezca algún funcionario. Hay que mantenerse en las casas”. 

Tendencia epidemiológica._

Por otra parte, el Seremi de Salud, Alejandro García, explicó que la tendencia epidemiológica de los casos activos como los acumulados es hacia la mantención.

“Si bien tuvimos un número alto de muestras positivas, en esta tendencia habrá peaks que se salgan de la norma. Pueden ser bajo o sobre los 200, lo que es esperable, pero la tendencia es hacia la mantención, por lo que la cuarentena está siendo bastante efectiva”, consignó.

Junto con ello, remarcó que “no puede haber reuniones en las casas. Eso está prohibido. No queremos que las personas se enfermen. Las vacunas nos ayudan a prevenir los síntomas graves, la hospitalización y el fallecimiento, pero no previene el contagio”.

Y es que los vacunados, explicó, igual pueden enfermarse. Existe un 10% de personas vacunadas que pueden enfermar de forma grave, por lo que deben mantenerse las medidas sanitarias.

Gestión de camas._

Desde el Servicio de Salud Coquimbo, consignaron que la región ha crecido significativamente en cuanto a la cantidad de camas UCI, en uno de los esfuerzos más importantes que ha hecho la red asistencial regional.

Edgardo González, director del servicio señaló que “el Ministerio de Salud pidió al sector público y privado crecer en un 30% sobre el máximo que tuvo el año pasado. Y en función de eso, nuestra región debía llegar a 113 camas, pero tenemos 139 camas habilitadas con una ocupación de un 96%”.

Adicionalmente, subrayó que el Hospital de Illapel tendrá esta semana 8 camas UCI, que es lo mismo que tenía La Serena hace dos años. Mientras que Ovalle, hace un año y medio no tenía camas UCI y hoy tiene 39.

“La Serena, que tenía 8 camas UCI, hoy tiene 40. El Hospital de Coquimbo tiene 41, cuando hasta hace tiempo tenía 10, por lo que el trabajo en las instituciones de salud es gigante y que no sólo es por la cama, también por las personas que están alrededor de un paciente grave”, puntualizó Edgardo González, Director del Servicio de Salud.

Finalmente, especificó, este año 1175 personas han estado hospitalizadas por coronavirus, 409 de ellas en UCI. Lo que demuestra la gravedad de la enfermedad, insistiendo en que el respeto por las medidas sanitarias es un apoyo importante a la holgura que necesita el sistema de salud.